Cambiemos el rumbo

Hacer lo correcto, salvar vidas

A pesar de que lentamente se han ido tomando mejores decisiones, Chile aún presenta una curva acelerada de contagios, se toman decisiones sin respaldo científico, se ocultan datos útiles para que las sociedades científicas aporten, y se improvisa en elementos que ya tienen una definición internacionalmente aceptada.

Aún es posible cambiar el futuro

Aún quedan muchas cosas por hacer, y otras tantas por mejorar. Esta es una lista de las cosas que los expertos han expresado, y que pueden implementarse en el corto plazo para salvar vidas, y asegurar el bienestar de quienes se ven más afectados por la pandemia.

1. Incrementar el esfuerzo diagnóstico

Actualmente, Chile está dentro de los países con menor cantidad de tests realizados por cada caso confirmado. Esto quiere decir, que se están aplicando una cantidad insuficiente de tests. Al tener ese indicador tan bajo, es muy posible que perdamos de vista la pandemia, ya que es muy probable que exista una gran cantidad de casos (asintomáticos, contactos estrechos, etc) a los que no se les esté aplicando el test.

Solo como comparación, Chile está realizando 3,71 tests por caso confirmado. Argentina realiza 6,25. Autralia realiza 1987,6

2. Implementar una estrategia de protección al personal de salud

En el periodo crítico en que nos encontramos, se hace clave contar con la mayor cantidad posible de salud, en las mejores condiciones posibles. Existen registros en todo el país que indican que hay desabastecimiento de Elementos de Protección Personal, y donde los trabajadores de la salud han tenido que romper las guías de uso seguro de su indumentaria al verse obligados a reutilizar mascarillas desechables, fabricar sus propios escudos faciales, añadir capas de protección desechable a partir de bolsas de basura, etc.

Es fundamental entregarles EPPs, y así reducir la tasa de contagio del virus en trabajadores de la salud. Junto con eso, es importantísimo que se regularicen las contrataciones del personal, considerando que existe una cantidad relevante de ellos que se encuentra trabajando a honorarios, con turnos irregulares y sin protección laboral.

3. Diseño de estrategias de apoyo social

Se hace urgente contar con estrategias de apoyo social oportunas y apropiadas, basadas en la entrega de subvenciones, para respetar las necesidades familiares y que apoyen los circuitos cortos de producción.

La pobreza no es una falta de caracter, es una falta de dinero en efectivo

--Rutger Bregman

4. Generar estructura para gestión de Testeo y Seguimiento de casos

La entrega de la responsabilidad a APS para realizar el testeo y seguimiento de casos debe venir acompañada de guías que permitan ejecutar esta acción distribuida en forma ágil, estandarizada, auditable y con revisión permanente, orquestado por una unidad central que se encargue de la gestión de estas actividades para todo el territorio nacional, generación de guías, asignación de recursos y gestión de contrataciones.

5. Generar una estrategia de comunicación de riesgos

Evidentemente ya no funcionó la estrategia comunicacional del "aquí mando yo", en particular cuando las comunicaciones han fluctuado entre la improvisación y el engaño. Se hace necesaria una estrategia de comunicación de riesgos basada en la recuperación de la confianza ciudadana, y la incorporación de la sociedad científica y civil para su desarrollo.

6. Transparencia en la entrega de datos

Para que otros actores (sociedades científicas, expertos, etc) puedan aportar, y a la vez, para que la ciudadanía retome la confianza en las informaciones entregadas por las autoridades sanitarias, se requiere absoluta transparencia en la entrega de datos. Los que deben ser oportunos, prudentemente desagregados y completamente anonimizados.

7. Transparencia en la estrategia de cuarentenas

Actualmente no existe una estrategia explícita en torno al dictamen y/o suspensión de cuarentenas (dentro de este invento de las cuarentenas dinámicas), por lo que son discrecionales, y subjetivas. Es importante contar con una estrategia transparente de aplicación de cuarentenas que permita, tanto a los alcaldes, como a otros tomadores de decisión, planificar acciones para reducir el número de contagios, en particular en sectores alejados de la realidad citadina, donde la dinámica de relacionamiento social es incompatible con el sesgo centralista.

8. Regularizar registros epidemiológicos conforme a indicaciones de OMS

A pesar de las modificaciones realizadas en las definiciones diagnósticas, aún no estamos cumpliendo con las indicaciones de la Organización Mundial de la Salud. Esto hace que nuestros datos no sean comparables a los de otros países, y baja los estándares de seguridad para mantener el control sobre el avance de la epidemia.